Aregawi segundo mejor tiempo mundial en Laredo: 26:33

El subcampeón del mundo de cross Berihu Aregawi, logró la victoria con un crono de 26:33 en la distancia de 10 km en ruta en la ciudad de Laredo, en el norte de España, el sábado día 11.

Al hacerlo, el etíope de 22 años logró los segundos 10 km masculinos más rápidos de todos los tiempos detrás del récord mundial de Rhonex Kipruto de 26:24 establecido en Valencia hace tres años. También rompió el récord de Etiopía por 23 segundos.

Aregawi es el plusmarquista mundial de 5 km, hazaña que logró en Barcelona el 31 de diciembre de 2021 gracias a un crono de 12:49, y desde entonces tenía puesto el objetivo en el récord mundial de 10 km.

Aregawi, que participaba en su segunda carrera de 10 km y vestía su habitual atuendo naranja y azul, tenía previsto acudir con su liebre, el ugandés Peter Maru, pero el especialista de 5000 m con 13:07,42 de 19 años, perdió su vuelo el día anterior y los organizadores se vieron obligados a buscar una liebre de reemplazo en el español Sergio Jiménez, un excelente atleta de 7:47.95 en 3000m.

Se le pidió a Jiménez que pasara los primeros 3 km en 7:55, justo en el tiempo previsto para asaltar el récord mundial, pero para gran sorpresa, Aregawisuperó a la liebre justo antes de llegar al primer kilómetro, que alcanzó en un frenético tiempo de 2:36.

El cuarto clasificado en el 10.000 m de los Juegos Olímpicos de Tokio, mantuvo esa cadencia rápida, pasando el kilómetro 3 en 7:51 después de pasar el dos y el tres en 2:37 y 2:38. Aregawi pasó por el 5.000 en 13:10, en camino a un récord mundial.

Para entonces, mantenía un margen de 57 segundos sobre un quinteto con el británico Tom Mortimer, el irlandés Efrem Gidey, el marroquí AbderraahmaneAferdi y la pareja española, Fernando Carro y Javier Guerra.

A pesar de correr sin liebre y verse obstaculizado por una fina lluvia, el ritmo implacable de Aregawi continuó en la segunda mitad de la carrera, pero su velocidad disminuyó un poco y pasó los siguientes kilómetros entre 2:40/2:42.

Aun así, pasaba en 21:14 el km 8 para mantener una posibilidad realista de lograr el récord mundial.

Sin embargo, un noveno kilómetro en 2:43 le dejaba sin opciones, a pesar de un valiente esfuerzo final de 2:36 para el último kilómetro, estaba justo fuera de su objetivo.

«Tengo sentimientos encontrados ya que la carrera fue genial, pero me había fijado el objetivo de romper el récord mundial», dijo. «Correr solo durante casi toda la carrera no fue fácil, pero el principal hándicap para mí fueron las curvas cerradas porque la carretera estaba mojada y tenía miedo de resbalar en los pasos de cebra. Pero de todos modos, estoy muy satisfecho».

Mientras tanto, Gidey, de 22 años, venció a sus rivales en el pelotón persegidordespués de un emocionante sprint para hacerse con el segundo puesto en 28:17 frente a los 28:18 de Mortimer, mientras que el poseedor del récord español de 3000 m obstáculos, Fernando Carro finalizaba con el mismo tiempo en cuarto lugar.

Celebrada conjuntamente con la carrera masculina, la carrera femenina fue ganada por Zenah Jemutai Yego, atleta de Kenia, medallista de plata mundial sub-20 de 3000 m. 

La joven de 20 años, que participaba en su segunda carrera de 10 km  hasta el momento, corrió en un tiempo de  31:03 para ganar por 10 segundos por delante de su compatriota  Mirriam Chebet.

La marroquí Soukaina Atanane completó el podio en 31:21.

La ex triatleta española Paula Herrero, que se inició en el atletismo hace solo unos meses, quedó cuarta con récord de España en 31:23. Las cuatro primeras clasificadas lograron mejorar sus marcas personales.

Emeterio Valiente para World Athletics